ANÁLISIS FINAL DE CAMPAÑA 2020-2021
17010
post-template-default,single,single-post,postid-17010,single-format-standard,bridge-core-2.1.3,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-28.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

ANÁLISIS FINAL DE CAMPAÑA 2020-2021

Almacén l'Alcúdia - junio 2021

ANÁLISIS FINAL DE CAMPAÑA 2020-2021

El inicio del verano en Cañamás Hermanos es sinónimo de descanso. El ritmo de trabajo disminuye al entrar en la recta final de la campaña de cítricos nacionales y es el momento de empezar a pensar en los inicios de la próxima campaña, que comenzará después del verano. Por eso, hemos querido hablar con nuestro director de Operaciones, Quico Peiró, para analizar cómo se ha desarrollado esta campaña que ha seguido marcada por la pandemia del coronavirus.

Adaptados a la “nueva normalidad”

Aquel concepto que surgió al comienzo del verano de 2020 llamado “nueva normalidad” no ha sido más que otro paso en el desarrollo de la resiliencia empresarial que siempre ha caracterizado al sector hortofructícola, acostumbrado a trabajar en un entorno cambiante. Como bien define Quico Peiró “somos un sector tremendamente dinámico, con una capacidad de adaptación que está en el ADN de cada una de las empresas del agrio español”.

Ha sido gracias al trabajo en equipo y a la responsabilidad individual de cada persona que forma parte del Grupo que hemos superado satisfactoriamente esta campaña. Desde los diferentes puestos de trabajo se ha desarrollado nuestra actividad con total profesionalidad, garantizando la máxima seguridad laboral y sanitaria del personal, lo que nos permitió mantener controlados los focos de infección.

El nuevo modelo productivo que se implantó después del verano nos ha permitido “mantener la seguridad laboral y sanitaria de todo el equipo y, al mismo tiempo, nos ha dado la oportunidad de adecuar todas las dinámicas de trabajo a la nueva situación, para seguir manteniendo la alta tasa de servicio que nos caracteriza como compañía”, apunta Quico Peiró.

Diversificación

Uno de los puntos más destacados al inicio de esta campaña fue la inauguración del nuevo almacén en Betxí dedicado a los cítricos con hoja, una apuesta del Grupo que refuerza la especialización y mejora la diferenciación del producto. El arranque de la campaña de hoja este año supuso un desafío por la deslocalización de la planta con respecto a nuestras estructuras de confección y por la dificultad de la campaña, tanto a nivel de seguridad laboral y sanitaria del personal, como de la complejidad propia que la campaña de este año ha tenido en materia de calidad y aprovechamiento de la fruta.

Pero como afirma el director de Operaciones: “nuestro responsable, Manuel Arrufat, ha conformado un equipo de trabajo dinámico, experto y sobrado de ganas y entusiasmo, lo que ha hecho que esta primera campaña se haya resuelto de una forma brillante. Estamos muy contentos e ilusionados con la campaña que está por venir.”

Una mirada hacia el futuro

Como ya comentamos en otras ocasiones, algunos de los cambios implantados en el último año vinieron para quedarse y para impulsar al desarrollo empresarial hacia el futuro. Como la transformación digital que poco a poco se está llevando a cabo, acelerada por la pandemia, y que nos llevará a reforzar la productividad y nuestra adaptabilidad a un mundo que no para de cambiar. Pero, sobre todo, llevará un paso más allá nuestra apuesta por la sostenibilidad, la calidad y la seguridad alimentaria.

Si hay que destacar algo de esta campaña, Quico Peiró lo tiene claro: “me quedo con la respuesta de cada una de las personas que, con indiferencia de su puesto de trabajo y su responsabilidad, formamos el cuerpo de esta empresa. Yo siempre afirmo que esta empresa es lo que es por tres pilares fundamentales, el empeño de la familia en dar vida a una visión del negocio, la apuesta por unas infraestructuras productivas adecuadas al entorno y mantenidas actualizadas desde hace más de 90 años, y sobre todo el capital humano que hace que la visión de la familia y la infraestructura de la compañía tengan una trasferencia hacia el servicio al cliente.”

Llegamos así casi al final de una campaña que nos ha demostrado, una vez más, que formamos parte de un sector fuerte, esencial en la sociedad, y que sabe adaptarse a cuantos obstáculos se nos pongan por delante, tanto ambientales como sociales. Aprovechamos pues ahora para descansar y coger fuerzas de cara a un nuevo inicio de campaña que seguro nos traerá muchas sorpresas y que afrontaremos con la pasión y dedicación de siempre. Porque en este sector, la normalidad es que todo cambie y se mueva a una velocidad de vértigo.

No Comments

Post A Comment