ANÁLISIS PRIMER TRIMESTRE 2020-2021 – CAÑAMÁS HNOS
Hacemos balance de la primera parte de la campaña de cítricos con Quico Peiró: la resiliencia del personal del Grupo es lo más importante de esta campaña, marcada por un buen volumen de cítricos y fluctuaciones en el consumo.
sector citrícola, productividad, producción y consumo, coronavirus
16894
post-template-default,single,single-post,postid-16894,single-format-standard,bridge-core-2.1.3,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-28.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

ANÁLISIS PRIMER TRIMESTRE 2020-2021 – CAÑAMÁS HNOS

Composición cítricos Le Gamin - enero 2021

ANÁLISIS PRIMER TRIMESTRE 2020-2021 – CAÑAMÁS HNOS

Ahora que ya estamos metidos de lleno en 2021, año internacional de las frutas y verduras, y que en Cañamás Hermanos, particularmente, estamos en pleno cambio de variedades tanto de naranjas como de clementinas, hemos hablado con nuestro director de Operaciones, Quico Peiró, para hacer balance del primer trimestre de esta campaña.

El primer trimestre en 3 puntos clave

Producción

Tal y como anunciaba Quico Peiró al principio de la campaña, este primer trimestre hemos tenido un buen volumen de cítricos, con una buena demanda por parte de los mercados, pero que se ha caracterizado por un calibre corto en el caso de la navelina y de la clemenules. 

Uno de los factores que más en vilo nos ha tenido durante toda la campaña ha sido, como suele ser habitual, el tiempo. “Salimos de un verano muy seco que, como comentábamos, ha acentuado la falta de calibre de los cítricos de otoño, y hemos sufrido un otoño húmedo por las lluvias y los rocíos, que en ocasiones ha alterado la calidad de la fruta”, apunta el director de Operaciones.

En estos momentos salimos de un temporal de mucho frío, con temperaturas que han llegado a estar bajo 0 en algunas zonas, y habrá que analizar si nos ha afectado en mayor o menor medida en las diferentes zonas de producción. De todas formas, como comenta Quico Peiró: “estamos tecnológicamente preparados para afrontar cualquier problema y no dejar que llegue al consumidor final.”

Consumo

La demanda de clientes y consumidores durante los meses de septiembre y octubre fue buena, y esa tendencia se mantuvo hasta la primera quincena del mes de noviembre, cuando se produjo “un parón en el consumo debido, por una parte, a las altas temperaturas que teníamos en el continente europeo en esas fechas y, por otra, a una acumulación de la oferta concentrando en los mercados variedades como la oronules, la clemenules, clemenvilla, salustiana, navelina y pomelos”, recuerda Quico Peiró.   

Los efectos de la segunda ola del coronavirus en Europa también han provocado fluctuaciones en el consumo debido al constante cambio en las restricciones de cada país. En general, el consumo de frutas y verduras creció en España un 10% en noviembre en relación con el mismo mes de 2019 (según los últimos datos oficiales del Panel del Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación) ya que pasamos más tiempo en casa y estamos más concienciados en llevar una alimentación saludable. 

Seguridad laboral

Gracias a la responsabilidad individual en el cumplimiento de las medidas de seguridad laboral y salud marcadas por Cañamás Hermanos y las autoridades sanitarias, hemos mantenido controlada la incidencia del virus en la organización. Los casos positivos han sido aislados y no han afectado de manera significativa al desarrollo de nuestra actividad laboral.  

Además, la implementación del nuevo modelo organizativo, más resiliente y que nos permite garantizar un sistema de producción eficiente y efectivo desde el campo, también nos ha facilitado un servicio a nuestros clientes sin interrupciones. Como aclara el director de Operaciones: “en nuestros centros, pese a estar en entornos donde socialmente los contagios están descontrolados, no estamos teniendo ningún foco de contagio en el ámbito laboral.

Arrancamos así la segunda parte de la campaña, que sigue marcada por una alta incidencia de casos de coronavirus, lo que provoca cierto desequilibrio en las ventas. En la parte de producción, se observa un alza en los precios de la materia prima en origen, que sin duda tendrá que trasladarse en los precios del producto. Pese a todo, cabe destacar que la parte más importante de esta campaña es, en palabras de nuestro director de Operaciones “la resiliencia del personal que formamos el grupo Cañamás, que estamos encarando una situación muy difícil donde la incertidumbre es la única certeza, trabajando codo con codo para seguir ofreciendo a la sociedad cítricos de alta calidad.

 

No Comments

Post A Comment