AZAHAR: AROMA CÍTRICO DE PRIMAVERA
¿Hay algo más característico de la primavera en el mediterráneo que el olor a azahar?
flor de azahar, primavera, cítricos, gastronomía, flores comestibles
16985
post-template-default,single,single-post,postid-16985,single-format-standard,bridge-core-2.1.3,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-28.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

AZAHAR: AROMA CÍTRICO DE PRIMAVERA

Flor de azahar primavera

AZAHAR: AROMA CÍTRICO DE PRIMAVERA

¿Hay algo más característico de la primavera en el mediterráneo que el olor a azahar? Los campos de naranjos se llenan de flores blancas extremadamente aromáticas, por lo que todo a su alrededor se inunda de un maravilloso olor a cítricos.  El olor a azahar también marca el inicio de lo que será nuestra próxima campaña de cítricos después del verano, combinando así en nuestras fincas los frutos aún pendientes de recolectar, con la cosecha en ciernes del año próximo 

La belleza de las flores y ese aroma inconfundible hacen que tenga múltiples aplicaciones en la vida diaria, desde la cocina hasta la cosmética. Entre los principales usos de la flor de azahar podemos encontrar:  

En la cocina  

El azahar es un ingrediente muy utilizado en la gastronomía desde hace siglos. Su uso más conocido es el agua de azahar, que se obtiene destilando los pétalos de azahar en agua, concentrando así sus aceites esenciales. El agua de azahar se utiliza sobre todo en la elaboración de los roscones de Reyes, así como en muchas otras recetas de repostería para darle un toque cítrico.  

Los pétalos de la flor de azahar son comestibles, y cada vez se utilizan más para decorar platos más allá de la cocina gourmet. Por su toque azucarado, la flor de azahar es muy utilizada en la elaboración de postres, pero también la podemos encontrar en platos salados por el contraste que presenta en el paladar. El uso de flores comestibles en la cocina es una forma de agregar color, frescura y aroma a los alimentos, además de sabores diversos a modo de sazonador.  

Usos terapéuticos  

La flor de azahar también se utiliza para preparar infusiones debido a sus múltiples propiedades. Por ejemplo, una infusión de azahar con miel o limón puede ayudar a mitigar los dolores de cabeza gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Además, sus propiedades calmantes ayudan a controlar los niveles de estrés y a conciliar el sueño.  

En el caso de las infusiones, lo mejor es recurrir a pétalos de azahar secos o deshidratados ya que conservan todo su aroma y tienen un largo periodo de conservación. Una pequeña cantidad de pétalos añadidos a una infusión de hierbas o un té nos dará la combinación perfecta de aroma y sabor, manteniendo todas sus propiedades.  

En la cosmética  

Por último, otro de los usos más conocidos de la flor de azahar es en la cosmética, sobre todo en perfumes y jabones debido, de nuevo, a su característico olor afrutado. El azahar también es un ingrediente recurrente en la creación de aceites esenciales. Por su contenido en vitamina C, este tipo de aceites ayudan a la producción de colágeno y mejoran el brillo tanto de la piel como del cabello.  

Como ocurre con las infusiones, el uso externo de la flor de azahar tiene propiedades calmantes para la piel. Tanto los aceites esenciales a base de esta flor como el agua de azahar que se utilizan en cosmética mejoran la flexibilidad de las pieles secas y ayudan a controlar el exceso de brillos en las pieles grasas. Los aceites esenciales con vitamina C pueden ser unos perfectos antioxidantes, protegiendo a nuestro organismo de agentes externos, como el sol, y reduciendo el daño que estos producen en la piel.  

  

En definitiva, la flor de azahar, más allá de iluminar y aromatizar nuestros campos en primavera, tiene múltiples propiedades beneficiosas para la salud, bien en su uso corporal como a través de la alimentación. 

 

No Comments

Post A Comment